Reseña libro “La poética de lo cotidiano. Escritos sobre cine”

"La poética de lo cotidiano. Escritos sobre cine"

Reseña libro “La poética de lo cotidiano. Escritos sobre cine”

 

Yasujiro Ozu

Gallo Nero

 

“”Nunca pensé en lo que hacía en términos de arte, o esto es grande o estremecedor, o cosas por el estilo. Para mí siempre fue un trabajo, que yo disfruté enormemente, y eso es todo”.

John Ford

 

El título de este documento narrativo que la siempre pulcra y exquisita editorial Gallo Nero ha tenido a bien editar, condensa perfectamente lo expresado en las pocas más de doscientas veinte páginas que contiene. En ellas encontramos una compilación de textos propios y entrevistas realizadas a uno de los realizadores contemporáneos de mayor sensibilidad y culto del siglo XX: Yasujiro Ozu. Artesano cinematográfico de principio a fin que a través de la sutileza iconográfica de sus películas derrumbo mitos y tradiciones haciéndole, no solo “el más japonés de los directores japoneses”, sino un referente estético y narrativo de numerosas escuelas cinematográficas posteriores.

Vida personal y artística altamente condicionado por el devenir histórico de su Japón natal (la guerra con China resultó un punto de inflexión tanto para él cómo para su obra), Ozu desgrana con aparente sencillez su biografía cinéfila, cinefága y creadora, en tres bloques donde hallamos entrevistas y artículos de puño y letra, que compilan el saber maestro de un referente universal (muy de culto y un tanto minoritario), pero cuya sutil ruptura de las convenciones y convicciones creativas y artísticas son explicadas con poética sutileza tanto por el autor como por otros autores que se encuentran con él (siendo el caso más relevante la entrevista que mantiene con Kozo Ueno), aunque no renuncia a una cierta desacralización del “oficio” que ha escogido y que con esforzado denuedo le ha permitido vivir de él durante el tiempo suficiente para convertirse en la leyenda que es a día de hoy, sobre todo, gracias tanto a la percepción creada como interesada y sobre esto, no hay mejor resumen que lo escrito por el propio Ozu: “Lo que mueve al espectador es la sensibilidad del realizador que logra tocar la fibra de su percepción y no otras cosas como las reglas de las técnicas de filmación. Tampoco en literatura se dice siempre que un párrafo, perfectamente escrito desde el punto de vista gramatical, sea una pieza soberbia. Lo que cuenta es la sensibilidad expresiva del autor”.

 Redacción: Juan A. Ruiz-Valdepeñas

Deja un comentario