“Mucho más que simpaticón, pizpireta y colorista” como bien dice Pérez de Ziriza. Me alegro que aquí se ponga de manifiesto que el Power Pop es un subgénero que desarrolla mucho más que algo superficial. Mediante esos tres minutos de gloria, algunos nos desenvolvemos para transmitir emociones que algunos punks logran en uno y medio y los más progresivos en no menos de 5 minutos. Todo igual de admirable. ¡¡Gracias!!

Responder