Home » LIBROS » Reseña libro Porcelain. Mis memorias

Reseña libro Porcelain. Mis memorias

Reseña libro Porcelain. Mis memorias

Reseña libro Porcelain. Mis memorias

Moby

Sexto Piso

“Hay una línea divisoria muy fina entre la inspiración y la obsesión y a veces es muy difícil decidir de qué lado estamos realmente”

Barnes Wallis

Lo primero que hay que aclarar es que esta autobiografía comprende diez años, comienza en 1989 (aunque hay retazos de épocas anteriores) y se cierra en 1999, fecha en la que Moby se convirtió en una estrella global a raíz de la publicación de su álbum “Play” y sobre todo, gracias a ese himno (que hasta sirvió de cortinilla en TVE) llamado “Porcelain. Por tanto, estamos ante la génesis de ese artista ubicado en una ciudad como New York que en esa época vivía una época ciertamente convulsa, tanto por su nivel de delincuencia como por las drogas (el crack fundamentalmente) que asolaban multitud de barrios. Todo ello junto con la incipiente eclosión de una cultura de club que terminará por emerger a principios y mediados de los años 90. En el epicentro de este sinsentido, encontramos a Moby, quien satisfecho por vivir en la ciudad que ama da sus primeros pasos en el panorama musical, bien a través de su actividad como Dj en el Club Mars o con sus primeras grabaciones y relativos éxitos como “Go”.

Una crónica notable, aunque con un tramo final un tanto reiterativo que ralentiza la narración, no obstante la primera parte del libro, aquella en la que Moby nos cuenta sus penurias de pisos compartidos y trabajos desasistidos, destaca por encima del resto, ya que el autor se centra más en el entorno que en él mismo, momento éste que aún siendo interesante (del Moby abstemio al Moby que vuelve a beber, su obsesión por el sexo y por el éxito) en numerosos pasajes, llega a hacerse repetitivo debido a la egolatría camuflada por impostada humildad del autor. A pesar de ello, encontramos capítulos de exquisita intimidad emocional (los dedicados a la muerte de su madre) que terminan por configurar un libro fácil de leer, interesante y que hace terrenal al propio Moby.

Cuando terminé de leer este libro, a modo de resumen del mismo, me asaltaba a mi cabeza el celebérrimo poema de Antonio Machado:

<<Caminante, son tus huellas

el camino y nada más;

Caminante, no hay camino,

se hace camino al andar.

Al andar se hace el camino,

y al volver la vista atrás

se ve la senda que nunca

se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino

sino estelas en la mar».

Redacción: Juan A. Ruiz-Valdepeñas

No Comment

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *