Home » LIBROS » Reseña libro Palabras sin música

Reseña libro Palabras sin música

0
Shares
Pinterest Google+

Reseña libro Palabras sin música

Reseña libro Palabras sin música

Philip Glass

Ediciones Malpaso 2015

“Philip, no olvides que el mundo de la música y el negocio musical no son la misma cosa”.

Ornette Coleman

Mi primera aproximación a la obra de Philip Glass vino derivada de la experiencia de ver “Kundun” película de mi adorado Martin Scorsese cuya banda sonora es obra del autor de este libro de memorias. Si bien la película no me entusiasmó, recuerdo nítidamente como me quedé completamente fascinado por las piezas de Glass. Me cautivaron de tal manera que decidí indagar en la obra de este sobresaliente autor. De ahí pasé a “Glassworks”, de la cual recuerdo que se la regalé a un amigo (con el sentimiento de doloroso desprendimiento, ya que solo quedaba un cd en la tienda), el cual nunca llego a valorarla. Años después llega a mi esta (exhaustiva) autobiografía, la cual he paladeado con gusto, a pesar de contener pasajes un tanto arduos, pero que no desequilibran el resultado final, es más son piezas necesarias para entender lo que escribe Glass en el epílogo: “Ahora cuando compongo, no pienso en la estructura, ni en la armonía, ni en el contrapunto, ni en nada de lo que aprendí. No pienso en música, sino que pienso música”.

festivales_ticketea

Philip Glass es uno de los principales compositores modernos de los dos últimos siglos. Su nivel de creatividad y vanguardia no ha sido siempre reconocido, pero no por ello deja de ser interesante, sobre todo cuando al leer estas memorias, de claro carácter vindicativas logras penetrar en la evolución, creación y formación de tan magno autor. Pasando desde su Baltimore natal donde trabajó en la tienda de música de su padre, sus experiencias por la India, su paso por la Universidad de Chicago, Julliard, París (memorable los pasajes destinados a su maestra Boulanger), vuelta a New York, su colaboración con Richard Serra y así hasta que pasados muchos años logra vivir de la música. Es precisamente este proceso el que le otorga destacada relevancia a estas memorias y, no solo eso, sino que en el relato de sus propios trabajos alimenticios, de las diferentes escenas culturales de su lugar de residencia, de la descripción de los barrios, alquileres y demás circunstancias sociales de aquellos lugares por donde pasea su prosa, es donde Glass logra ensamblar un vivido retrato de su experiencia vital y de todo lo que orbita en torno a su figura. Todo ello fundido con la parte más dedicada al proceso de formación y creación musical, aportan una obra altamente recomendable, de lectura intensa y exhaustiva, pero que realmente merece la pena, porque, citando a Plutarco: «La memoria no es solamente útil para adquirir erudición; lo es también para la conducta de la vida. Es el recuerdo de los acontecimientos pasados, que da ejemplos para deliberar sabiamente sobre los acontecimientos venideros.»

Redacción: Juan A. Ruiz-Valdepeñas

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *