Home » LIBROS » Reseña libro “Asamblea ordinaria”

Reseña libro “Asamblea ordinaria”

0
Shares
Pinterest Google+

Reseña libro "Asamblea ordinaria"

Reseña libro “Asamblea ordinaria”

Julio Fajardo Herrero

Libros del Asteroide

 

“En las grandes crisis, el corazón se rompe o se curte.”

Balzac

Existe un incesante debate en el mundo literario en torno a la “trascendencia” de las obras escritas. Es decir, hay una parte del ámbito literario que considera buena literatura aquella que es capaz de perdurar, independientemente de cuándo haya sido escrita; libros que se consolidan a través del tiempo (siglos incluso) que no son “instantáneas” de un momento determinado. Frente a estos, se sitúa otro bloque que, en primer lugar, juzgar las obras en función de este criterio no resulta del todo válido ya que no existe la visión temporal suficiente como para hacerlo y, en segundo lugar, que aquellas novelas que reflejan un momento determinado o experiencia concreta pueden llegar a ser tan válidas como aquellas que han pervivido a lo largo de los años. Pues bien, “Asamblea Ordinaria” es una (magnífica) novela que se sitúa en un espacio muy concreto (dos grandes ciudades de la España actual) y en un contexto temporal excepcional (la crisis económica). Siendo esto así, Julio Fajardo Herrero ha creado una pieza narrativa memorable.

Sutil, descarnada, realista, asfixiante y absolutamente convincente, “Asamblea Ordinaria” es un fiel reflejo de lo que acontecido en nuestro país durante estos años de plomo (que aún no han acabado). En torno a tres historias (una pareja en situación de desempleo, un trabajador en plena quiebra laboral y un sobrino y su tía que inician una peculiar y en cierta manera obligada convivencia), Fajardo Herrero, traza con elegancia y crudeza aquellos grandes temas que han asolado y asolan nuestro país: desempleo, precariedad, irrupción de nuevos movimientos políticos, fracaso inmobiliario, engaños laborales, coaching de escombrera, nuevas relaciones familiares, estafas financieras y demás asuntos que han copado páginas y páginas y que con diletante sobriedad se narran en todo su esplendor y decadencia.

Un libro necesario, conmovedor, potente, frontal, que reposa en tu cabeza y golpea tu estomago, que indigna y empatiza a partes iguales. Un retrato sin ambages y brutalmente realista de una experiencia global y local que nos rodea, que nos acecha y tal como dijo Mark Twain (y más a la vista de los últimos acontecimientos), refrenda su teoría: “Hay tres tipos de mentiras: las mentiras, las malditas mentiras y las estadísticas”.

Redacción: Juan A. Ruiz-Valdepeñas

 

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *