Home » DISCOS » Reseña disco Miquel Vilella “La Línia Màgica”

Reseña disco Miquel Vilella “La Línia Màgica”

0
Shares
Pinterest Google+

Reseña disco Miquel Vilella “La Línia Màgica”

Reseña disco Miquel Vilella La Línia Màgica”

“Las pasiones son como los vientos, que son necesarios para dar movimiento a todo, aunque a menudo sean causa de huracanes.”

Bernard Le Bouvier de Fontenelle

 

A día de hoy resulta complicado encontrar discos donde las letras y la música creen de forma óptima espacios de mutuo entendimiento, ilusión, optimismo y saber hacer. Pues bien, la nueva referencia de Miquel Vilella, “La Línia Màgica” desborda las fronteras de su anterior lanzamiento (el doble disco en catalán e inglés “Després del Món – Farewell, Dear Towermen”) en un memorable ejercicio de epopeya amorosa a ritmo de un pop pegadizo, épico y sobrado de buenas maneras.

Es realmente complejo encadenar cuatro canciones tan sobresalientes de inicio en un álbum tal como lo ha hecho Vilella con “La línia màgica” (épica entrada de contagiosa melodía y sinfonía), “Tot meu” (con ese ritmo de aroma setentero que tan bien suena hoy pero que no resultaría extraño en una pista de roller skate), “Aixopluc” y “Campanera de mitjanit”. Temas con carácter y con unos arreglos pletóricos y refulgentes. A estas tonadas las acompañan seis canciones (comprimidas en poco más de treinta y cinco minutos) que son capsulas narrativas de indudable belleza y copiosa emotividad; “Que fem amb la canalla”, “Carrer Montmany”, “M´estàs transformant” o “Els amants savages” componen un cuadro de indudable belleza paisajística formal con incandescentes recuerdos de fondo.

Una magna obra pop y, al hablar de pop no podemos más que citar al maestro Nick Cohn cuando escribió:“El pop ha sido como un western continuo, ha tenido su misma clásica sencillez, el mismo poder de convertir un cliché en mito. No tiene una mentalidad definida. Lo único que ha hecho ha sido adoptar corrientes, maneras, obsesiones adolescentes y plasmarlas en imágenes. Ha hecho caricaturas gigantes de la ambición, de la violencia, del amor y del inconformismo que han resultado ser las ficciones más poderosas y más precisas de este tiempo; y siempre, a parte de los héroes, aparte de cualquier cosa, ha estado el sonido, el ritmo perfecto, invariable e interminable. El sonido lo ha sido todo”.

Redacción: Juan A. Ruiz-Valdepeñas

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *