Home » DISCOS » Indie folk desde Nueva Jersey con Stolen Jars

Indie folk desde Nueva Jersey con Stolen Jars

0
Shares
Pinterest Google+

Indie folk desde Nueva Jersey con Stolen Jars

Suena a la historia perfecta para cualquier persona que haya decidido compartir su música con el mundo: una de las canciones de tu primer álbum, ese que estuviste grabando durante un año en la intimidad de tu habitación al acabar el instituto, es seleccionada para aparecer en el anuncio de una de las mayores compañías tecnológicas del mundo. Parece un sueño ¿no? Pues en el caso de Stolen Jars es real.

Cody Fitzgerald empezó Stolen Jars en 2011 como un reflejo del cambio de vida que se le presentaba tras acabar el instituto y mudarse a otra ciudad para estudiar. El grupo nace en un dormitorio de la pequeña ciudad de Montclair, en Nueva Jersey. Una localidad que no llega los 40.000 habitantes pero que cuenta o ha contado con ciudadanos ilustres como la actriz Christina Ricci, que creció allí, el actor de la serie Fargo Patrick Wilson, residente en la actualidad, o Bruce Willis, que pasó por su Universidad en sus años de estudiante. Montclair tiene también una rica escena musical de la que Stolen Jars se están convirtiendo en uno de sus máximos exponentes.

Las inquietudes de Fitzgerald se plasman, con la ayuda de un nutrido grupo de colaboradores, en un primer disco homónimo cuyo tema final es ‘Driving’. La canción se hizo muy conocida en 2012 al aparecer en el anuncio del iPad 2.

La música de Stolen Jars tiene esa mezcla entre tecnología y emotividad que también se pretende dar en el famoso ‘gadget’ de Apple, así que la elección no podía haber sido más acertada. El problema es cómo gestionar un éxito tan grande para un grupo que acaba de empezar.

Tras el primer disco de Stolen Jars, Molly Grund se convierte oficialmente en el 50% de la banda, aunque no se pueden considerar un dúo porque realmente son muchos los músicos que hacen aportaciones a la música de Fitzgerald y Grund.

Si a alguien le parecía que meter una canción en un anuncio significaba tener el camino ya hecho, nada más lejos de la realidad. En la mayoría de casos todos reconocemos la canción, pero olvidamos rápidamente de quién eran los 30 segundos que se escuchaban de fondo en este o aquel anuncio. Podrías tener un tema sonando en los televisores de millones de personas en todo el mundo y que nunca se volviera a saber de ti (artísticamente hablando, claro).

El segundo álbum de Stolen Jars se estuvo gestando durante cuatro años. Un trabajo muy medido y muy pensado que, en cierto modo, es una versión mejorada del primero, que era más casero e inocente. Kept se lanza en 2015 e, igual que el primer disco, puedes escucharlo íntegramente en su Bandcamp.

Kept es muy bien recibido, especialmente por el single ‘Waves’, y tiene mucho mayor recorrido y repercusión que su primer trabajo. Estos jóvenes de Nueva Jersey han recibido muestras de apoyo de lo más diversas. Por poner algunos ejemplos: Celina Lin, una de las mejores profesionales de póquer del mundo, los incluyó en la lista de canciones que escucha para jugar, y uno de los presentadores de NBC Latino, Brian Latimer, les mostró públicamente su admiración a través de las redes sociales.

Es normal que la fórmula de Stolen Jars llegue a públicos muy diversos. Su música es la razón al servicio de la emoción. Loops y ritmos hipnóticos con bonitas armonías vocales y épica folk; como si Vampire Weekend se fusionasen con Sufjan Stevens, aunque ellos mencionan también influencias más diversas como el legendario Elvis Costello o promesas del indie folk como We Just Spoke. En su segundo ‘larga duración’ se supieron rodear bien, con gente en la misma onda que Stolen Jars: la mezcla la hizo Eli Crews, que ha colaborado con tUnE-yArDs o los inclasificables Deerhoof, y la masterización corrió a cargo de Jeff Lipton, que ha trabajado con Arcade Fire o Bon Iver.

Stolen Jars sigue girando solo por Estados Unidos y preparando cosas nuevas, pero nos da que no tardaremos mucho en oír hablar de ellos. Si han sobrevivido a ser “los de la canción del anuncio”, el resto es pan comido.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *