Home » ENTREVISTAS » Entrevista a Siddharta

Entrevista a Siddharta

0
Shares
Pinterest Google+

Entrevista a Siddharta

Entrevista a Siddharta

La banda Siddhartha se ha convertido en muy poco tiempo en uno de los grupos más prometedores de la escena musical mexicana.
Su primer disco ‘Why You?’ (2008) fue todo un éxito y catapultó al grupo a la fama, llegando a ser catalogado como “una de las mejores producciones del año” por revistas de renombre como Warp, Marvin, Rolling Stone, Sonika y Circulo Mixup.

El proyecto de Jorge Siddhartha (batería de Zoé) siguió cosechando grandes críticas de prensa y público con sus siguientes trabajos discográficos‘Náufrago’ (2011) y ‘El vuelo del pez’ (2014), y ya el pasado año lanzó su cuarto álbum, ‘Únicos’, que encabezó las listas de ventas digitales en iTunes y formó parte del Top de discos más vendidos de Mixup durante 4 semanas. Tras su paso por el Festival Río Babel en Madrid y Festival PortAmérica de Caldas del Rei (Pontevedra) mantuvimos una conversación para que nos contará más de su proyecto.
1.Antes de nada, ¿puedes hablarme del entorno musical de tu familia?¿Era un hogar donde se escuchaba o tocaba música a menudo?

Mi abuela paterna fue violinista en su juventud, tocaba en la filarmónica de Jalisco y mi abuela materna estudió piano y guitarra, pero mis padres no, no resultaron tan musicales aunque siempre recuerdo desde chico, que escuchaba la música que mis padres ponían y ahí andaba musicalizando el día a día pero, creo que incluso más bien fue algo que yo empecé a descubrir a temprana. En cuanto vi por primera vez un instrumento y a escuchar discos, se convirtió en mi mayor atracción. De hecho, más que juguetes, pedía instrumentos y desde que tuve contacto con la música, tanto tocada como escuchada, nació esa atracción hacia tocar aunque nunca lo vi como algo a lo que me iba a dedicar ni cruzaba por mi cabeza. Más bien me visualicé en la música tocándola para mi, haciéndolo por placer. Claro que cuando empecé a tener un poco más de conciencia y escuché a The Beatles, fue ya cuando me voló la cabeza y ya tomé mi propia ruta. Así que desde muy chico me llamó la atención componer cositas, jugaba haciendo melodías.

2.¿Qué discos te animaron a dedicarte a la música?

Fíjate que no. Hubo discos que me marcaron en cuanto al placer de la música, como el Thriller de Michael Jackson, pero no descubrí la vocación de músico a través de ese u otro disco, porque era muy ingenuo. Por ejemplo la primera vez que una banda me invitó a tocar con ellos, como que a mí nunca se me había cruzado la idea por la cabeza. Yo tocaba porque me gustaba pero no me había imaginado tocando acompañado. La primera vez que sentí esa sensación de tocar con alguien fue cuando ya se despertó la inquietud de estar interesado en continuar con esto y hacerlo crecer. Pero también era sin muchas intenciones. A mí lo que me gustaba era ensayar con el grupo, seis u ocho horas todos los veranos, tocar, tocar y tocar… pero a ninguno de los que estábamos ahí se nos ocurría ir a buscar un show. Una vez que nos insistían en tocar fuera, cuando lo hicimos nos quedamos, ¡ahhh de esto se trata! Y ahí empecé a probar las mieles de tocar ante el público y ahí sí se empezó a poner mucho más claro que me gustaba hacer esto para mi vida, pero también casi todo lo que hecho en la música se ha ido dando, no ha sido muy buscado. Ha hecho que las cosas fluyan y he estado libre de la pretensión. De hecho, hubo un tiempo en que me estaba cuestionando si debía dedicarme a la música y la respuesta es que ¡ya estaba dedicándome a ella!

3.¿Te resistías a creértelo?

Puede ser y, sobre todo, por ese estigma que tiene la música que es muy complicada, que hay que sufrir mucho, a ver cada uno vive una realidad diferente, a mi no me ha tocado eso, yo he sobrellevado muy bien la música. Nunca he sentido esa adversidad que se le pone a la carrera y más bien, lo cuestionaba por eso.

4.Por lo que dice, al final el empeño en disfrutarla es lo que  atrapa en la música, y de todo este bagaje, ¿qué te has llevado a tus discos?

Pues todo prácticamente. Bueno siempre se van tomando decisiones. Todo me ha servido, todas las experiencias personales y musicales se han resuelto a través de la música. Tanto las cosas positivas como las negativas que tiene la vida, mi manera de canalizarlas es a través de las canciones. Una autobiografía musicalizada. Es mi manera de aportar a mi estabilidad emocional, porque si no hiciera música no tendría donde desechar todo mi bagaje vital. Y musicalmente todo me ha servido, creo que he dejado pasar pocas cosas, alguna que otra invitación que no he hecho porque no me ha nacido, porque siempre he puesto por encima de mi carrera mi bienestar musical. De hecho me han invitado a hacer cosas con gente más consagrada y los he rechazado porque no me siento identificado musicalmente. A excepción de esto, todo lo que he experimentado me ha servido, de hecho mi proyecto en solitario tiene un gran riesgo porque yo tocaba con Zoé una banda o más bien un movimiento es lo que representa en México, pues bien, el tema fue que pasé por ahí, lo disfruté mucho y todo pero creo que puse por encima mis necesidades musicales.

5.Entonces, tu camino está orientado siempre por ese momento primario de composición intima que comentabas al principio.

Si, la verdad es que me he dejado llevar mucho por la marea. Hago lo mío y no tengo meta que me preocupe, en realidad son las canciones el elemento de atracción entre creador y público y, si éstas conectan pues te llevan al punto que sea. Siddharta se ha hecho mucho en base al boca a boca de la gente y ha ido creciendo bastante, de una forma sólida pero no muy rápida. De hecho me tomó cuatro discos hasta estos shows que hemos tenido ahora en España, pero también, está bueno, porque el disco que tengo es perfecto para presentarlo aquí por primera vez, porque me gusta la experiencia de ser nuevo, volver a pasar por caminos que ya pasé por otros lados pero que aquí son diferentes. Empezar de nuevo tiene el encanto de no dar todo por sentado.

¿Qué hace único a este disco?

El título viene de todas aquellas cosas que se reunieron en un momento determinado. Es el primer disco que sacó en una transnacional y desde ahí el proceso fue muy único, un encadenamiento de casualidades que al final cuando las ves en perspectiva  todo estuvo muy bien ordenado y todo pasó por una razón lógica y el disco creo que fue así porque fue muy espontáneo. Fue un disco que no me costó absolutamente ningún trabajo componer o hacer, al contrario que con otros discos. En esta ocasión, todo se dejó llevar fácil. Compuse prácticamente los diez temas en diez días. Puse REC, me fui unos días a la playa y casi lo primero que me salía es lo que es a día de hoy Únicos. Las letras incluso son discursos improvisados de lo que me estaba saliendo intuitivamente. Como que todo se dio así. Esa chispa de momentos únicos e irrepetibles, sin estar buscando, más bien llegaban y como todo disco es único, pero este más, quería recalcarlo.

6.¿En qué te has inspirado para hacer estas canciones?

Es un relato de lo que estaba yo viviendo, lleno de recuerdos, depende de lo que estaba pensando y sintiendo. Es un disco fácil, porque líricamente no le di muchas vueltas, aunque hay alguna canción que pensaba en mi infancia y en viajes con mis padres.

7.Aprovechando tu paso por dos festivales que mezclan ambas culturas a nivel musica, me gustaría saber cuál es tu opinión respecto a la relación entre la música española y la latinoamericana, ya que tengo la sensación que desde aquí le damos bastante la espalda.

Mi crítica constructiva hacia los oídos españoles es que, en México se vive diferente, se consume mucha música de Latinoamérica y de España, bueno se consume en general. Todo el mundo va a tocar a México, hay un montón de artistas de aquí que van allá y hacen shows muy grandes, gente consagrada que a veces me da la impresión que incluso son más exitosos que en su propio país de origen. A la inversa, creo que no sucede tanto, por ejemplo, una banda que es emblemática de México, como Caifanes, que es una bandera de la música en México y aquí poca gente la conoce. ¿Los motivos? Sería un poco atrevido juzgar, pero creo que hay varios aspectos. Uno, por lo que me he dado cuenta aquí es que, digamos, están viendo mucho más hacia dentro que hacia fuera, hay poco interés, un poco de puertas cerradas. Otra cuestión que tiene mucho que ver, es la economía del país, el euro vale veintiún veces más que la nuestra, entonces es mucho más fácil ir a México a ver cómo funciona. Además, el mexicano tiene esa onda que cuando viene una banda española va a verla, hay un recibimiento… no sé si vendrá de la conquista, jajajajaja. Hay una apertura que no es de aquí y a partir de ahí se genera un elemento atractivo.


Redacción: Juan A. Ruiz-Valdepeñas

 

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *