Home » ENTREVISTAS » Entrevista a Álex Olmedo

Entrevista a Álex Olmedo

0
Shares
Pinterest Google+
Entrevista a Álex Olmedo
Entrevista a Álex Olmedo

Entrevista a Álex Olmedo

“La sabiduría se halla sólo en la verdad”

Banner-Tomavistas

Goethe

Álex Olmedo exhuma sinceridad y afabilidad a raudales. Su proyecto personal, La Naranja China, no tuvo toda la suerte que merecía, pero siguió adelante, enfrascado en mil historias y mil batallas que van desde la composición, arreglos, músico de directo (en la actualidad con Lichis pero hay que recordar su dúo con Coque Malla) y productor en su propio estudio Musicrea. Su apasionante trayectoria tuvo como resultado la siguiente charla:

1.¿ Tenías un ambiente familiar musical?

Mi padre cantaba cante jondo en los bares y lo cantaba muy bien, especialmente cuando ya se tomaba unas cuantas cervezas. Para mí es una música que yo nunca he entendido, que nunca he compartido con él y de hecho una de las riñas más habituales en mi casa se debía a que sólo teníamos un tocadiscos en casa y claro mi padre quería poner sus discos y yo tiraba por la mía, la música británica, los Beatles y para mi padre eso era una mierda. En mi familia nunca ha habido tradición musical, de hecho, para mis padres cuando yo era pequeño la música era una pérdida de tiempo y una estupidez. Pero bueno, al final puede lo que llevas dentro, es como una especie de manantial, el agua brota, sale. Mi hermana me apoyaba, cuando yo era pequeño, ella consumía discos, escuchaba a los Beatles y de hecho yo los conocí por mi hermana, le robaba las cintas a escondidas y las ponía casi clandestinamente y cuando descubría que las había puesto, cobraba. No la gustaba mucho que tocara sus cosas.

Luego me paso algo muy curioso. Al no tener en casa una tradición musical, con la única referencia del cante jondo de mi padre, desde muy pequeño cuando escuchaba una canción de cualquier grupo de los 60, el sonido Mersey Beat, ese espíritu me atravesaba, no sé porque, pero cada vez que escuchaba una de esas canciones me atravesaba, me quedaba flipado. Algo que no me ha ocurrido mucho a excepción de con la música clásica, especialmente en un concierto de música clásica, me elevo, es algo increíble.

2.¿Y por qué crees que provoca esa reacción en ti ese sonido de los 60?

No lo sé la verdad, pero me pasaba y me pasa. Por ejemplo, uno de los grupos que me ha llegado en los últimos años son Temples, que a ver, no han inventado nada, pero dentro del panorama musical, ha sido una brisa de aire fresco, lo hacen de puta madre con un sonido muy personal, cercano a lo creado entre 1964 y 1965. El otro es Jacco Gardner. Un chaval que tiene toda la esencia de los años 60, tiene mucho de los Pink Floyd de Syd Barrett y eso me llega. Me alegra que haya artistas que hoy en día hagan esa música. Algo que parece sencillo, pero es muy complejo. Te nombro esos dos porque, aparte que escucho poca música, me paso el tiempo haciendo música y cuando descanso no me apetece escuchar nada así que al final tiro por lo mismo y  a veces hago algún descubrimiento.

3.¿En qué momento te dijiste a ti mismo que los discos que tu escuchabas superaban a los de tu familia?

Ah no sé, nunca lo he pensado. Yo me crié en Alemania y allí era otro rollo, cuando llegué aquí a España, con 14 años, era la época en la que todos mis colegas escuchaban heavy. Entonces yo era el freak, el mariquita de la banda, porque yo me compraba discos de los Beatles. Me molaban los Brincos y cuando empecé a juguetear con la guitarra hacía versiones de sus canciones o de otros grupos británicos. Me gustaba mucho el rollo de armonías vocales e intentaba emularlo también y eso chocaba con lo que había, lo que molaba era ir de cuero con un cinturón de balas.

Por otro lado, creo que en España tenemos poco memoria musical y poco respeto por el legado de grupos de los años 60, como Los Brincos, o Los Íberos, gente que vivía bajo el yugo de una dictadura y se atrevían a hacer las cosas que hacían y con las pintas que llevaban. Hubo un momento, hace unos años en el que algunos grupos indies rescataron el soniquete de esos grupos, como Lori Meyers, pero bueno, fue una moda pasajera. En general en España no hay respeto por el legado de esos artistas, no como en otros países como por ejemplo Argentina, donde hay un gran respeto por gente como Spinetta. Spain is different.

4.Y también respeto a la figura del creador de música

Yo lo digo como músico. En general a la música. Cuando eres músico eres… Un yé-yé. Un melenudo. Un vago, un caradura, etc.

5.Eres un tío inquieto. Además de la música he visto como has llegado a diseñar bicicletas ¿cómo eres capaz de canalizar todo lo que tienes dentro de tu mente?

Son cosas que surgen. Sin pretender sonar pretencioso, pero si soy una mente creativa. No es que este todo el día creando, pero a veces me vienen ideas a la cabeza que en ocasiones tienen que ver con la música y en otras me da por diseñar bicicletas. Son cosas que surgen y me digo, joder ¿por qué no? Adelante. Lo hago con la intención de que prospere. Lamentablemente luego no tengo la suerte de encontrar los medios o las personas adecuadas para que esto pase.

 

6.Lo que me doy cuenta al hablar contigo es que tienes un arrojo impresionante. Te lanzas a ser técnico de  backline, luego tu proyecto musical, luego te cansas del directo, vuelves y siempre haciendo cosas.

Lo de Los Ronaldos fue de casualidad. Estaban muy apurados y no tenían técnico, buscaban a alguien que supiera afinar guitarras y ahí estaba yo. Fue una casualidad pero normalmente cuando se me presentan ocasiones de hacer cosas diferentes me tiro a la piscina, porque siempre es interesante hacer cosas nuevas y nunca sabes lo que te vas a encontrar detrás de esa puerta. Se te pueden abrir otras o no, pero al final son experiencias nuevas que pueden ser divertidas y enriquecen el espíritu.

7.Eres ajeno a eso del fracaso te condena y te impide hacer cosas.

Yo he pasado por muchas etapas. Etapas en las que el fracaso llamo a mi puerta y me hizo replantearme cosas. Con la música llegó un punto en que estaba hasta las narices. Tuve mi oportunidad, publiqué discos con Warner, que fue una gran apuesta por su parte y no paso nada, por el motivo que fuera. Todas esas cosas, cuando llevas muchos años te llega esa gran oportunidad y no pasa nada, pues me dejo un poco hecho polvo. Y ahí fue cuando empecé a plantearme hacer otras cosas aparte de la música, por eso mismo, porque si es cierto que tengo una mente inquieta y a veces me surgen ideas y ¿por qué no seguir adelante con esas ideas? Cuando llegas a determinada edad, intentar dar un giro a tu vida es muy complicado. Lo que te aconsejan que hagas es que intentes hacer siempre lo que mejor se te da.

tarjeta_regalo_ticketea

8.Y a ti lo que mejor se te da es la música.

Sí, yo creo que sí. Porque llevo muchos años, tengo mucha experiencia y he hecho muchas cosas en la música. He sido backliner, productor, músico de sesión, de directo, he tenido mi propio proyecto, pero creo que si me hubiera funcionado, por ejemplo, lo de las bicis, monto una empresa que te cagas. Es tener la oportunidad de poder desarrollarte y, cuando eres músico te pasa lo mismo. He conocido músicos que se han hecho y han tenido la oportunidad, la suerte de firmar un contrato discográfico que cuando empezaron eran unos paquetes y luego les ha ido bien, han hecho su música, han hecho sus giras, les ha ido cada vez mejor, han triunfado y en el plazo de cinco o seis años se han convertido en otra persona. Un músico se tiene que hacer, si tienes la suerte y la oportunidad de que te dejen hacerte.

9.¿Qué crees que te ha condicionado para no poder desarrollarte como hubieras querido?

Bueno, yo siempre he dicho que el 50% de todo esto es suerte, pero cuando te haces mayor, miras las cosas con otra perspectiva y he llegado a la conclusión de que la cuestión sobre todo es actitud, y eso consiste en tomar la decisión adecuada en el momento justo y en mi caso no ha sido así en ocasiones. Pretender echar la culpa a los demás es un error. Gran parte de la culpa es mía. Pero bueno, al final siempre he estado ahí, de una forma u otra, No he triunfado pero nunca es tarde. Hombre yo como artista no, pero me dedico a componer a otros artistas y para publicidad, y tengo la esperanza de conseguirlo a pesar de las dificultades existentes, pero no lo descarto.

10.Esa visión retrospectiva te hace hablar con una honestidad brutal.

Claro. Es una cuestión de actitud ante las circunstancias. Tomas las decisiones sin darles muchas vueltas y ya está, llevándote por un camino o por otro según tu forma de ser. Yo tengo una forma determinada, en el pasado tomé decisiones equivocadas o me cabree con una persona determinada con la que no tenía que haberme enfadado. Pero esto va en la forma de ser de la persona.

11.¿Y qué te ocurrió cuando decidiste dejar de tocar en directo?

Para mí, cuando haces música te lo planteas de dos formas: para ti o para quien te escuche. Cuando eres un artista que publicas discos, la cuestión está en que lo estás haciendo para un público. Las cosas como son. Lo haces para comunicar y a cuanta más gente llegues mejor. En mi caso, publiqué discos con una gran compañía, no sucedió nada, ya llevaba muchos años tocando y empecé a tener una sensación de vacío. Seguir estando en el mismo sitio a pesar de haber tenido la oportunidad que tuve, tocando para los mismos de siempre y llegó un momento de empezar a plantearme que no valía para esto, que no era un buen comunicador. Un montón de historias que me hicieron entrar en una espiral negativa cada vez más grande, hasta que tuve una revelación que, casualmente fue tocando con Lichis en Clamores que me invitó a tocar una canción de mi último disco con él. Estaba tocándola y fue un flash, me atravesó, estaba desanimado y ahí me dije ¿qué coño estoy haciendo yo aquí si no me estoy creyendo lo que estoy haciendo? Al día siguiente convoqué a la banda y les dije que no me creía a mi mismo ni lo que estaba haciendo como artista. Quiero disolver la banda y quiero dejar esto. Pero al final la cabra tira al monte. No lo puedes evitar.

12.Otra de tus faceta es la de la producción. Donde has trabajado con numerosos artistas y donde ahora estás desarrollando tu trabajo desde tu propio estudio, Musicrea.

Me encanta producir discos. Me involucro al 200%. Me gusta meterme a fondo en todo lo que el grupo necesite o en lo que yo crea necesario. Es un trabajo que me encanta.

Lo mío no es un estudio al uso. Tengo un rincón en casa donde yo trabajo de una manera determinada. Musicrea es mi espacio de trabajo, un pequeño estudio donde compongo, arreglo, produzco, grabo edito, mezclo y masterizo. Toco o programo todos los instrumentos, reales o virtuales, en mis propias producciones o en las de otros, y también me encargo de las voces. Además cuento con la colaboración de diferentes músicos y cantantes para las producciones en las que sea necesario.Si tengo la oportunidad de hacer una producción en un estudio de puta madre, con grupo de puta madre, estaría de lujo,  pero muchas veces los medios no llegan. Lo que pretendo con Musicrea es una forma más de trabajar, dependiendo de cómo lo quieras hacer o del presupuesto que tengas.

13.Teniendo en cuenta tu bagaje y este tiempo en el que estás girando con Lichis por festivales y salas ¿Cómo ves el panorama?

Las cosas no son como eran antes ni volverán a serlo nunca más. Decimos que estamos pasando por un momento de transición que no sabemos cuánto va a durar. Obviamente el concepto de gran grupo irá desapareciendo y la forma en que se escucha la música es que no hay más que verlo, en su Mp3, en el metro. Y luego aparte, nosotros, somos cuatro freaks que vamos a los festivales, nos mola, pero no es lo que está de moda. Lo que se consume y lo que genera dinero ahora mismo, aunque nos joda y nos duela, es el reggaetón, que es lo que escucha la mayoría de la gente joven. Los que vamos a festivales somos una minoría, muy digna, pero no es lo que está de moda. El panorama está muy chungo, es verdad. A ver, antes se vendían discos, un artista si no vendía, no existía. Ahora existe porque hay festivales no porque venda discos. Aquí en España hay un fenómeno que no sé si ocurrirá en otros países que es, como en la política, o eres de izquierdas o de derechas, pues en la música o eres indie o eres mainstream. Pues yo siempre he estado en el puto medio. Yo soy músico. Hago música y hay un tipo que se encarga de ponerme una etiqueta, pero claro o eres de aquí, o eres de allá, pero no puedes estar en el medio, ¿pero por qué no? Si a mí lo que me importa es la música que debe de ser algo universal, que no entienda de orillas.

14.¿Qué cambiarías del panorama actual?

Las cosas tienen que seguir su curso. Hemos vivido lo que hemos vivido y no podemos pretender que las cosas sean eternas. Tienen que cambiar. A mí me encantaría que surgieran propuestas nuevas, revolucionarias que ni siquiera pueda imaginar, que me den la vuelta a la cabeza, como ocurrió en los 60. Pero claro, en esa época la música iba ligada a la forma de expresión de los jóvenes. Cuando surgió el rock era algo rebelde, revolucionario, una nueva forma de comunicación. Hay que situarse en los momentos sociales a los que se asocia la música, y en ese momento la insatisfacción juvenil se podía expresar a través de la música. Hoy en día, la música para la juventud ya no es canal de expresión, ahora hay tantos canales de expresión como hacerse un selfie, youtube, así que la música ha quedado en un segundo plano cuando antes era la única forma que tenías para poder expresarte.

 

15.Por último, ¿Qué deseas para ti y tu carrera?

Mi deseo, fundamentalmente, es  vivir de la música dignamente. Es terrible ser músico de rock en España, es una montaña rusa constante. Así es la vida, arriba, abajo, arriba y abajo… Me gustaría que hubiera una constancia en mi vida. Deseo poder continuar hasta que aguante y, si pudiera ser, pegar un pequeño pelotazo con algo que componga porque me sentiría recompensado por todo el esfuerzo realizado.

Ruskin dijo que “La sinceridad es la raíz de todas las virtudes.” Álex Olmedo es sincero y tiene multitud de virtudes, algunas están a la vista y otras. En esta entrevista hemos visto algunas de ellas, otras las puedes ver aquí

Redacción: Juan A. Ruiz-Valdepeñas

Valora y comparte esta noticia

3 Comments

  1. Marc
    12 enero, 2016 at 21:21 — Responder

    Conozco a este tipo alguien cercano decía que era un geniecillo. Lo que dudo es si se expresa asi de mal o si la entrevista no está muy bien redactada.

    • 13 enero, 2016 at 14:59 — Responder

      Buenas Marc. La entrevista esta totalmente transcrita, es decir no se ha “retocado nada”.

  2. Genaro
    17 enero, 2016 at 00:16 — Responder

    He estado escuchando algunas de las canciones que tiene en su web y no están mal pero como él dice no inventa nada. No se si será un geniecillo pero a mi me parece un poco pretencioso. Dice que pretender echar la culpa a los demás de que no haya triunfado es un error. Si lo haces tu todo a quien le vas a echar la culpa?

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *