Home » CRÓNICAS / CRITICAS » Crónica PHE FESTIVAL 2016

Crónica PHE FESTIVAL 2016

2
Shares
Pinterest Google+
Crónica PHE FESTIVAL 2016
Crónica PHE FESTIVAL 2016

Crónica PHE FESTIVAL 2016 

Después de una serie de conciertos veraniegos —Manolo García, Julio Iglesias, Melendi y Alejandro Sanz— centrados en el mainstream, la necesidad de celebrar en Tenerife un festival diferente ha dado pie a una propuesta destinada al público que escucha música indie y rock en general.

Al abrirse las puertas —cerveza gratis por cada entrada y la oferta de la Hora Feliz (2X1) hasta las 20:00—, los asistentes pudieron encontrar los staffs de peluquería Eternal Baber Girls, food trucks con diferentes tipos de comida rápida, merchandising para el recuerdo, zona de marisquería y venta de vinilos (que por desgracia pocos despacharon) cortesía de Aguere Music Store.

A continuación las diferentes actuaciones del PHE Festival:

Mr Paradise

Mr Paradise fue el encargado de abrir el PHE Festival y amenizar el tiempo de espera entre actuaciones con una selección de clásicos como “Perfect Day”, “Creep”, “Common People”, “Parklife”, “Connection”, “Blue Monday” y unas irreconocibles remezclas de “Walk On The Wild Side” y “ABC”. Completamente entregado a la causa, cabe destacar que antes de que los grupos subieran al escenario, el DJ estaba tan pletórico que poco menos que había que arrancarlo de los platos a la fuerza.

Red Beard   

La banda de Gran Canaria, después de un ligero retraso causado por problemas de sonido que tomaron con gran humor, inauguraron la ronda de conciertos con una estética y un repertorio que evocaba el folk americano y el country de Nashville. Básicamente, desgranaron el repertorio de Nobody’s Gonna Bring Me Down Vol. 1 & 2 para terminar con un cover (“Folsom Prison Blues”) de Johnny Cash. Sin duda, el grupo gana enteros en directo gracias a una instrumentación más cruda que la de estudio. Impagable el momento que el cantante Jaime Fleitas dedicó su actuación a la compañía Vueling que los había hecho esperar quince horas en el aeropuerto de Málaga la jornada anterior. Anuncio de nuevo disco (All Of Nohing, 2016) para principios de septiembre.

Belako   

Inspirados por la new wave y el postpunk de los ochenta, Belako fue la propuesta más joven del festival (sus componentes tienen poco más de veinte años) cuyo electrizante concierto hizo justicia a la reputación que los acompaña. Con un sonido nítido y una actitud punk sobre las tablas, el público no tardó en entrar en calor mientras anochecía. “Sea Of Confusion” fue el momento álgido de la actuación. Era evidente que los músicos disfrutaban con su trabajo, la voz de Cris Lizárraga posee mayor expresividad en vivo y se desenvolvieron con la naturalidad y el estilo de una banda de mayor experiencia. Una apuesta segura para cualquier promotor que quiera contratarlos.

La Habitación Roja

Por primera vez en veintiún años, los miembros originales de La habitación roja se reunieron sobre los escenarios. Estos se mostraron amables y cercanos, recordaron un concierto realizado en Tenerife y el deseo de volver a tocar en Canarias. Por desgracia para los valencianos, el sonido falló durante toda su actuación y en primeras filas las letras de las canciones eran inaudibles. A pesar de ello, se centraron en su álbum Sagrado Corazón (2016) con temas como “L’albufera”, “Momento”, “You Gotta Be Cool” junto a los clásicos “Para volverte a conocer”, “Si tú te vas” e “Indestructibles”.

Delafé  

Aunque en un principio parecía que no encajaba con el cartel, Delafé fue un éxito rotundo entre el público que no cesó de bailar y corear sus canciones durante toda su actuación. Oscar D’aniello se entregó por completo, chorreando carisma, sudor y hip hop, mientras promocionaba (La fuerza irresistible, 2016) al margen de sus antiguos trabajos con Las flores azules. Destacaron “La fuerza irresistible”, “Hoy prenderán las brasas” (con el divertido verso «Enciéndeme el horno, mi amor»), “Días y días” y para terminar “Lo más bonito del mundo”, que con seguridad se convertirá en el próximo clásico de su discografía. Sorpresa absoluta que dejó a la mayoría de los asistentes con las bocas abiertas.

Cycle 

Cycle ofrecieron una potente actuación que acunó rock y electrónica destinada a las pistas de baile. La formación con Luke Donovan como cantante repasó los temas más emblemáticos de Weaks On The Rocks (2005) y Dance All Over (2015) como “Apple Tree”, “Perfect Pervert”, “Be The One” y “Saturday Girl”. Como de costumbre, la China Patino ofreció una de sus provocativas y descaradas performances —baile con cuchillo de propina— gracias a los que la banda ha alcanzado parte de su popularidad en los circuitos de música alternativa. Nuevamente, el sonido tampoco acompañó a Cycle; detalle que los organizadores del festival deberían subsanar de cara al futuro. Como colofón, “Confusion!!!” terminó por enloquecer a los asistentes.

Kostrock  

Kostrock (con solo uno de sus miembros) se encargó en hacer bailar a un público radiante agotado por las altas temperaturas y las buenas vibraciones con su mezcla de house, dance y pop. “Right Now” fue la canción más celebrada de su repertorio. El final perfecto para una jornada especial.

 

Conclusión

Aparte del calor agobiante, durante todo el festival se respiró un ambiente magnífico y la sensación de euforia que flotaba en el aire era casi palpable. Pequeño y práctico, la organización fue perfecta, todo estaba al alcance de la mano, los grupos fueron puntuales, los baños operativos durante todo el evento y seguridad no realizó incómodos registros tan habituales en este tipo de propuestas. Una experiencia indiecustiblemente phenomenal. El PHE Festival 2016 ha sido un éxito tanto de público como de crítica con la esperanza de convertirse en un punto de referencia en el panorama nacional en futuras entregas.

Galería de imágenes:

festivales_ticketea

Redacción: Alexis Brito Delgado

Fotos: Ofelia Moreno Domínguez

Valora y comparte esta noticia

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *