Home » CRÓNICAS / CRITICAS » Crónica Deleste Festival 2016

Crónica Deleste Festival 2016

0
Shares
Pinterest Google+

Crónica Deleste Festival 2017

Crónica Deleste Festival 2016

Los días 4 y 5 de noviembre, aconteció la última edición del Deleste Festival, en el Espai Rambleta, Valencia. Tenía ganas de volver, la edición anterior me pareció genial y quería ver si este año se volverían a cumplir mis expectativas. He de decir que sí, que este festival me tiene ganado, por su ubicación, su formato y su planteamiento.

La primera jornada de festival, me llevó a volver a pisar el consagrado auditorio, donde estaba a punto de salir a tocar Xoel López. Esta vez se enfrentaba él, su guitarra, un teclado, un bombo y un ukelele, a un auditorio lleno hasta los topes. Se centró sobre todo en sus trabajos en solitario, pero miró un par de minutos hacía el pasado para regalarnos, “De Vino y Espejos” y “Reconstrucción” canciones de su anterior proyecto, Deluxe. No me cansare de decirlo, Xoel López, genio y figura hasta la sepultura. Hice un descanso y volví al auditorio con una copita de vino, la ocasión lo merecía, tenía una cita con Magnolia Shoals. Les tenía muchas ganas a estos daneses y me dejaron con la boca abierta. Una atmósfera embaucadora, sonido y voz oscura, de esas que cautivan y yo pegado al asiento alucinando. No dejaré pasar otra oportunidad para volver a verlos, un acierto por parte del festival traerlos a tocar y ponerlos en el auditorio.

Acto seguido bajé a las catacumbas del Deleste y allí estaba a punto de empezar Aullido Atómico. No me esperaba lo que iba a ver. !Menudo directo¡, actitud y sonido rock con algunos dejes de punk y garaje envuelto en una ligera aura de folk. Este trío son unas bestias encima del escenario. Me recompuse como pude y esperé a que saliera otro de los grupos que más ganas tenía de ver, Delorean. Presentaban su último trabajo, “Muzik”, que personalmente me parece magistral. Hagan lo que hagan Delorean, siempre dan grandes conciertos, nunca verás un directo igual, le dan otro aire distinto a las canciones en el formato directo. Su particular electrónica consigue que el público no pueda dejar de bailar, pero de una manera sutil y elegante. Tras empezar el concierto con temas de su último trabajo, volvieron al pasado y regalaron temas como “Deli” o “As time Breaks Off” y el Deleste patas arriba. Pusieron el broche de oro a la primera jornada del festival y ya era hora de descansar para lo que esperaba el sábado.

 img-2409
La segunda jornada tenía el plato fuerte del festival, “Quique González y Los Detectives” que consiguió plantar un sold out y llenar el auditorio. La cabina de teléfono, una sombra detrás de una persiana y unas farolas daban un ambientación perfecta al escenario, que pareció por un momento, haberse convertido en una película antigua. Su último trabajo ” Me Mata si me Necesitas” llevó el peso de la actuación, tocando temas reseñables como “Charo”, el cual considero, que es el estandarte de su último trabajo. Teniendo al público ganado desde el primer segundo, avanzó por el set list poco a poco hasta plantarse con “Salitre” y el auditorio entero de pie y quedándose afónico. Dos tandas de bises para hacer las delicias del respetable y una actuación para enmarcar.
Poco después volví a bajar a las catacumbas para ver a los gaditanos Perlita, que llevan por bandera ritmos pegadizos, aderezados con sintentizadores. No pararon de saltar ni un momento y el público respondió subiendo a bailar con ellos al escenario. El cabeza de la banda, es un showman, se gana al público de una manera simpática en un instante. Perlita contentos, la gente en el concierto contenta, resultado, un gran concierto y todos contentos. Después era hora de el trío canario, Los Vinagres. Un directo rompedor, cargado de Rock´n´Roll, ritmos contundentes y canciones directas a las mandíbulas de todos. Reventaron el escenario. La última actuación para mí este Deleste fue El Lobo en tu Puerta, rock duro y Rap con una aspereza bestial. El vocalista arrasó el escenario y entre el público, formando el mismo pogos con los asistentes y consiguiendo que lo subieran en volandas al escenario. Podría decir que es el directo más cañero que he visto en mi vida que mejor manera de poner fin a la quinta edición del festival, con un concierto de traca. Hasta aquí llegó mi andadura por el festival, el año que viene más y mejor.
¡Larga vida al Deleste!
Galería de imágenes:
Redacción: Javier Sierra
Fotos: Marta Romero

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *