Home » CRÓNICAS / CRITICAS » Crónica del concierto de Kase.O en Madrid

Crónica del concierto de Kase.O en Madrid

0
Shares
Pinterest Google+

Crónica del concierto de Kase.O en Madrid

Banner-Tomavistas

Crónica del concierto de Kase.O en Madrid

02.12.2017

Wizink Center

“Hay que ser sublime sin interrupción”

Charles Baudelaire

tarjeta_regalo_ticketea

La realidad dominante trata de obviar el foco sobre lo realmente importante. Es tal la cantidad de información de la que disfrutamos que la selección de la academia institucional intenta desviarla a conciencia sobre sus intereses. Partiendo de esta base, el éxito (simbolizado en este concierto) de Kase O. tiene aún más mérito. El artista zaragozano reventó el Wizink Center (14000 personas) gracias a la conexión que establece con el entregado público, por mérito propio, ya que Kase O. sea uno de los mejores compositores en castellano de la actualidad. Sus letras son auténticos relatos vitales, políticos, sociales y sentimentales que arrojan luz sobre la vida de generaciones y generaciones que se mezclan con total fluidez en los versos del artista zaragozano. `

Y debo hablar de artista en mayúsculas, porque el espectáculo que desplegó el zaragozano en el caldeado aforo madrileño, denotó la sapiencia y maestría de alguien que cree en lo que hace, que se esfuerza en lo que hace (algo que reiteró al finalizar su recital cuando nos animó a hacer las cosas lo mejor que podamos, porque cuantos más amor das, mejor estás), que no tiene miedo de desnudarse emocional y sentimentalmente con la crudeza de una narrativa ágil, descarnada y agitadora de mentes, conciencias y corazones. Una soberbia actuación de más de dos horas, cuajada de hitos y colaboraciones memorables (R de Rumba, Sho Hai, Rozalézn, Najwa Nimri) que percutieron son suavidad y entereza en las catorce mil personas que allí nos congregamos, deseosos de deleitarnos con temas del que para mí fue el mejor disco español del año pasado y quizás de este siglo XXI, El Círculo (así sonaron Yemen, Esto no para, Pavos Reales, Viejos Ciegos, Mitad y Mitad, Guapo Tarde, Triste o Basureta), que se vieron realzados por composiciones anteriores tanto en solitario como de los prístinos y excelsos Violadores del Verso, que enaltecieron al respetable y, fruto de las cuales ha logrado ese enfervorizado seguimiento por parte de mucha más gente allá del círculo del hip-hop (temas como Cantando, Pura droga sin cortar, Ballantines).

Más allá de etiquetas, más allá de encuadrarle en un estilo determinado, creo que Kase O., eleva su discurso y su arte para todo aquel de mente abierta y oído inquieto que quiere acercarse a su música y entender que el círculo, no termina de cerrarse hasta que nosotros queramos, que no hay que buscar la cuadratura del mismo, porque en sí mismo se halla la respuesta y el otro día en el Wizink Center hallamos la respuesta en un concierto memorable, único y casi indescriptible.

Galería de imágenes:

Redacción: Juan A. Ruiz-Valdepeñas

Fotos: Rafa Rubiales

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *