Home » CINE Y TV » Crítica Rogue One: Una Historia de Star Wars

Crítica Rogue One: Una Historia de Star Wars

0
Shares
Pinterest Google+

Crítica Rogue One: Una Historia de Star Wars

Crítica Rogue One: Una Historia de Star Wars

Hay que ver la manera en la que cambian las cosas de un año a otro. Si el pasado mes de diciembre medio mundo contuvo la respiración segundos antes de que explotara en la pantalla un nuevo despertar de la fuerza, en una mezcla indescriptible de expectación y expectativas, con la certeza de estar ante un hecho que superaba lo puramente cinematográfico, menos de 365 días después la liturgia se repite con la llegada de ‘Rogue One‘. Pero ya no es lo mismo. No es que los fanáticos de la saga galáctica vivan el estreno de esta nueva entrega con menos entusiasmo, pero para el resto de espectadores la sensación está mucho más cercana a la calma que a la impaciencia que rodeaba todo lo relacionado con el maravilloso episodio VII. Porque el mayor logro conseguido por J.J. Abrams en 2015, y que muchos se empeñaron en atacar por su supuesta naturaleza oculta de remake, fue volver a presentar y consolidar un universo cultural esencial dentro del cine de entretenimiento de las últimas décadas en la sociedad actual.  La esencia de ‘Star Wars‘ había regresado para quedarse y solamente quedaba disfrutar del viaje, con sus triunfos y decepciones, con el carisma de los personajes clásicos y la personalidad refrescante de los recién llegados, con su deslumbrante factura técnica y sus conflictos dramáticos. Es algo que ha estado presente en las dos trilogías previas, tan repletas de momentos inolvidables como de decisiones fallidas, y que volvía a arrasar con todo su inmenso potencial. Todo volvía a estar en su sitio. Y ‘Rogue One‘ llega para confirmarlo.critica-rogue-one

Presentando la primera película independiente dentro de la saga, esta precuela de ‘Una nueva esperanza’ consigue aportar una nueva y fascinante perspectiva a la historia sin dejar de ser una propuesta cien por cien ‘Star Wars’. El director Gareth Edwards, responsable de la notable ‘Monsters’ y la valiente, aunque algo fallida, ‘Godzilla’ de 2014, acierta de pleno a la hora de combinar los tonos y características del género bélico más clásico con el sentido de la maravilla galáctica, planteando una película que no tiene prisa alguna en presentar a sus personaje antes de lanzarlos de lleno a un deslumbrante espectáculo que no ofrece un segundo de descanso. Es en esa primera parte en la que Edwards arriesga con mayor contundencia, mostrando un universo sucio, árido, desesperado ante el terror y la incertidumbre. Es una galaxia caótica y destrozada en la que la esperanza es el único motor posible para encontrar la salvación, un nuevo comienzo. Y, partiendo de esa base, ‘Rogue One’ avanza con paso decidido hacia el mejor clímax final visto en un blockbuster en lo que llevamos de año, espectacular y emocionante a partes iguales, genial en su forma de equilibrar la balanza con la  nostalgia implícita.critica-rogue-one

Liderada por un reparto en el que destacan con especial fuerza Ben Mendelsohn y Felicity Jones, estupendos en su representación de la ambición y la esperanza, ‘Rogue One‘ entra por la puerta grande. Y es que, exceptuando alguna subtrama que parece haber sufrido la contundencia de la sala de montaje, todo funciona de manera brillante en este nuevo viaje al universo ‘Star Wars’, desde sus personajes principales hasta los secundarios, pasando por sus golpes de humor y su apabullante acción, sin olvidar la épica y el dramatismo marca de la casa. Puede que exija algo más de paciencia para el espectador que esté deseando entrar de lleno desde el primer segundo, pero debemos disfrutar ‘Rogue One’ como lo que realmente es, una sobresaliente demostración de las posibilidades que tiene una saga que recibe con los brazos abiertos a una de sus mejores entregas hasta la fecha.

 

Redacción: Alberto Frutos

1 Comment

  1. paco
    17 Diciembre, 2016 at 00:27 — Responder

    Simplemente comente que ver la película de Rogue One, es muy correcta y nada que envidiar a la verdadera madre. Gracias a todo el equipo de Lucas Disney por mantener esa gran estrategia de última hora con este gran cartel. ¿Qué artista trabaja este arte? Drew Struzan o Mo Caró?

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *