Home » CINE Y TV » Crítica Passengers

Crítica Passengers

0
Shares
Pinterest Google+

Crítica Passengers

Crítica Passengers

Seamos positivos. ‘Passengers’ es un blockbuster original, parte de un material que no corresponde a ninguna saga ya existente, no se trata de un remake ni un reboot y sus únicas influencias, tan directas como evidentes, están libres de cualquier cadena o imposición previa. Hasta ahí, todo bien. Las superproducciones que tienen la ambición de sorprender a los espectadores y pillarles desprevenidos, más allá de la información previa que los trailers cada vez ofrecen de peor manera, comienzan a ser una especie en peligro de extinción dentro de la industria. Por eso, la existencia de esta aventura protagonizada por dos náufragos abandonados a su suerte en mitad del espacio, es una buena noticia en sí misma. El problema es que es la única.

passengers-a

Tras ‘The Imitation Game’, notable drama que superaba incluso los molestos tics de ese cine elaborado de manera minuciosa para conseguir premios, el director Morten Tyldum da el salto a la liga de la ambición comercial con una propuesta que falla de manera estrepitosa en lo más importante: su historia. Después de un primer tramo que consigue generar algo de interés, mínimo, planteando alguna que otra incógnita a la que se le intuye potencial de sorpresa, ‘Passengers’ cae por completo, o mejor dicho, se deja caer, en el mejor de los casos, en al abismo de la incoherencia, del recurso fácil y de lo previsible. ¿En el peor? En la estupidez más absoluta, representada a la perfección en el delirante personaje interpretado por Laurence Fishburne, un recurso de guión tan injustificado como vergonzoso.

Tampoco ayuda, todo lo contrario, una dirección plana y la reiteración de escenas que, a base de subrayar y subrayar, consiguen que la indiferencia haga acto de presencia en los momentos en los que, a priori, se debería producir el efecto contrario. Pero es imposible conectar con sus protagonistas, interpretados por un Chris Pratt al que le queda grande llevar el peso de la película en solitario durante tantos minutos, y Jennifer Lawrence, estupenda actriz que hace lo que puede con un personaje cuya evolución y desarrollo dramático no tienen ni pies ni cabeza. Ella es lo mejor de ‘Passengers’, más allá de su citada naturaleza de proyecto original, pero no es suficiente. Falta algo más que rutina, comedia romántica (muy) por debajo de la media y una colección de homenajes salteados. Se necesita, al menos, tener algo interesante que contar. Y aquí no lo hay.

Redacción: Alberto Frutos

Crítica Passengers, 4 / 5 (2 votos)

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *