Home » CINE Y TV » Crítica “El Bar”

Crítica “El Bar”

0
Shares
Pinterest Google+

Crítica "El Bar"

Crítica “El Bar”, la nueva cinta de Álex de la Iglesia

La incomprensión, la suciedad ética, las dudas de la moral, las ratas ahuyentadas por el miedo, la rabia a la que se somete toda supervivencia. El grito en el cielo y en el infierno. Álex de la Iglesia lo tiene claro, una vez más, y se lanza de lleno al intento siempre suicidad e interesante, en las mismas dosis, de intentar plasmar en la gran pantalla la incomprensión del ser humano en medio del caos de preguntas sin respuesta (y viceversa), así como la forma en la que esta situación afecta a cualquier ser humano. Es un abismo, claro, pero hablamos de un cineasta con devoción hacia el riesgo que rodea su profesión, con suficientes señas de identidad demostradas a lo largo de una trayectoria repleta de aciertos que termina, de manera innegociable, en la privilegiada etiqueta de autor. Es decir, no se necesita más que un fotograma, una escena, un personaje, para saber que estamos ante una película de Álex de la Iglesia. Y su última propuesta, ‘El bar’, no es ninguna excepción. Todo lo contrario.

Partiendo de una base que parecía más cercana a la intriga y al misterio clásico que a la explosión cinematográfica marca de la casa, la historia ocupa sus primeros 30 minutos, brillantes todos ellos, en la presentación, vertiginosa y acertada, de sus personajes principales y el escenario en el que se desarrollará una trama que suple lo previsible de algunos de sus giros con una solvencia técnica deslumbrante y, por encima de todo, un recital interpretativo de primer nivel. Comandada por una estupenda Blanca Suárez que demuestra su crecimiento como actriz película tras película, ‘El bar’ encuentra en su impecable reparto una complicidad y entrega total que eleva de manera definitiva al conjunto. Terele Pávez, Secun de la Rosa, Mario Casas, Carmen Machi, Jaime Ordóñez...todos, absolutamente todos, están soberbios. Puro carisma. Puro talento.

Por su parte, Álex de la Iglesia ofrece otro trabajo de dirección digno de aplauso, preciso en la claustrofobia, contundente en el golpe en el estómago, trepidante en la acción que protagoniza todo el último tramo. No hay titubeos, no hay dudas, no hay tiempo que perder. Sabe lo que quiere contar y lo hace con pulso de hierro. En definitiva, uno puede quedarse con su nervio narrativo, con el reflejo que realiza de numerosos estereotipos sociales, con su impactante epílogo, con su misterio inicial, con sus personajes o, sencillamente, con su capacidad para mantener la atención de un espectador que nunca notará la presencia del bostezo. Sobran opciones. El resultado final, en cualquier caso, es la certeza de estar ante otra película notable que sumar a una carrera que continúa fiel a sí misma. Y que tiene argumentos de sobra para seguir haciéndolo.


Redacción: Alberto Frutos

1 Comment

  1. Victor Gómez Martín
    30 Marzo, 2017 at 16:45 — Responder

    Los actores y Álex son puro talento en esta película. Todos a ver el baaaar!!!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *